Aprende cómo ejercitar la inteligencia de los niños según la teoría de las inteligencias múltiples

El cociente o coeficiente intelectual (CI) es un valor numérico resultado de diferentes test estandarizados pensados para valorar la inteligencia. La Real Academia de la Lengua (RAE) define la inteligencia como la capacidad de entender, comprender y resolver problemas. Así mismo, también la califica como habilidad, destreza y experiencia.

El uso de este valor numérico que pretende medir de forma aproximada nuestra capacidad intelectual, se remonta al año 1912 cuando el psicólogo alemán William Sterm confeccionó una formula que permitía mediante los primeros test de inteligencia para niños, creados por Alfred Binet y Théodore Simon, obtener un valor resultante del coeficiente de lo que él denominó “edad mental” por la “edad cronológica”. Al resultado de esta división lo multiplicaba por 100, dando como resultado el valor del CI del niño.

Actualmente son diversas las escalas que se aplican para valorar el CI, tanto en niños como adultos, considerándose su resultado medio (inteligencia media) de 100. Los valores superiores a 100 se consideran por encima de la media y los inferiores a 100 por debajo.

Diferentes disciplinas científicas se han preocupado por correlacionar los valores de CI de la población en el tiempo, su relación con factores culturales, con hábitos saludables como la alimentación, etc. Hoy en día este tipo de escalas están incorporadas en la metodología de evaluación de psicólogos, neuropsicólogos y pediatras, con el ánimo de analizar el rendimiento escolar, el nivel de discapacidad intelectual de los niños u otros aspectos relacionados con el desarrollo intelectual.

Otros investigadores se han preocupado de valorar si los test que se aplican para medir el CI realmente son una herramienta con la suficiente fiabilidad para medir las capacidades cognitivas. Por lo que respecta a los niños dichas capacidades están en proceso de desarrollo, y en el caso de que se den ciertas limitaciones cognitivas, el empleo de las técnicas pedagógicas y terapéuticas adecuadas favorecerán su adquisición en el nivel en que sea posible. Es en este aspecto en el que radica la eficiencia de la educación, en ayudar a incorporar los conocimientos, destrezas y habilidades que necesitaremos cada uno de nosotros.

La teoría de las inteligencias múltiples es un nuevo modelo de conceptualización y estudio de la inteligencia, propuesto en el año 1983 por el psicólogo y experto en educación Howard Gardner. El autor define la inteligencia bajo un concepto más amplio y rico, y que va más allá del éxito académico de los niños, en función de sus resultados escolares en las disciplinas clásicas del currículum vinculadas con la memorización de contenidos y su implementación práctica.

La realidad nos demuestra que hay pequeños muy hábiles en el ámbito deportivo, pero por ejemplo con resultados no tan brillantes en la asignatura de matemáticas o de lengua. Este hecho, sirvió de evidencia para que Gardner estableciera un concepto de inteligencia diverso, integrado por ocho tipologías diferentes, y bajo la conceptualización de las mismas como una habilidad.

Categorizar la inteligencia como una habilidad es una evidencia de la conceptualización que el autor consideraba errónea e histórica de la misma, como algo innato, y sin considerar en ningún momento el potencial que ejercen en la misma los procesos pedagógicos. Para Gardner las inteligencias múltiples se pueden educar, entrenar y ejercitar. La escuela y la educación, son uno de los principales contextos para su correcto desarrollo.

En algunas publicaciones, el autor incluso comenta la existencia de una novena inteligencia denominada existencial, espiritual o filosófica, relacionada con la conciencia de uno mismo y el respeto hacia los demás y el entorno. Esta categoría de inteligencia no está completamente desarrollada en su obra.

Veamos a continuación la categorización de las ocho inteligencias que Gardner describe y algunas recomendaciones de actividades/tareas a implementar en el contexto educativo y familiar para su correcto desarrollo:

1. Inteligencia lingüistico-verbal

La capacidad del lenguaje es una habilidad que desarrolla todo ser humano, con independencia de su cultura, y que será una de las principales habilidades para relacionarse con sus iguales. Incluso en el caso de las personas con problemas auditivos o del lenguaje, se plantean alternativas que permitan adquirir el fin del lenguaje: la comunicación.

  • Capacidades: capacidad para comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura, el habla y la escucha.
  • Habilidades: hablar y escribir eficazmente.
  • Actividades educativas: debates, escribir diarios, lectura oral, presentaciones orales, libros, etc.

2. Inteligencia lógico-matemática

La resolución de problemas abstractos forma parte de nuestra vida diaria, utilizando en dicho proceso diferentes hipótesis que son evaluadas (aceptadas/rechazadas) y procedimientos diferenciados que se ejercitan después de su memorización. Junto con la inteligencia lingüística es uno de los parámetros que la psicología tradicional ha utilizado como referente para medir el coeficiente intelectual a través de los test psicométricos.

  • Capacidades: identificación de modelos abstractos, cálculo numérico, fórmulas y verificación de hipótesis, utilización del método científico, razonamiento inductivo y deductivo, etc.
  • Habilidades: cálculo mental, resolución de problemas deductivos e inductivos, etc.
  • Actividades educativas: resolución de problemas abstractos, cálculos mentales, juego con números, etc.

3. Inteligencia espacial

La resolución de problemas relacionados con el espacio se aplica en diferentes ámbitos de nuestra vida diaria, si bien es cierto que hay actividades y tareas relacionadas directamente con esta habilidad. Por ejemplo, actividades tan dispares como pueden ser el dibujo artístico o la conducción de un vehículo.

  • Capacidades: capacidad para representar ideas visualmente, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos, etc.
  • Habilidades: realizar creaciones visuales y visualizar con precisión.
  • Actividades educativas: actividades artísticas, mapas mentales, visualizaciones, metáforas, vídeos, gráficos, mapas, juegos de construcción, etc.

4. Inteligencia musical

La cultura musical nos ha acompañado a lo largo de la historia. Diversos estudios se han preocupado por estudiar en la infancia la percepción auditiva, considerándola como una habilidad natural en la primera infancia.

  • Capacidades: capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos así como analizar los sonidos.
  • Habilidades: crear y analizar música.
  • Actividades educativas: cantar, tocar instrumentos, escuchar música, asistir a conciertos, etc.

5. Inteligencia corporal cinestésica

La inteligencia cinestésica hace referencia al desarrollo de movimientos corporales especializados, como los necesarios para la danza o el deporte.  

  • Capacidades: capacidad de realizar actividades que requieran fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo manual y equilibrio.
  • Habilidades: utilizar las manos para resolver problemas diversos,  expresarse a través del cuerpo, etc.
  • Actividades educativas: teatro, danza, relajación, deportes, etc.

6. Inteligencia intrapersonal

Está relacionada con el conocimiento de los aspectos internos de la persona, en relación sobre todo con sus emociones, y con el ánimo de interactuar con los otros y a su vez orientar nuestra conducta.

  • Capacidades: plantearse metas, evaluar habilidades y atributos “negativos” personales, controlar el pensamiento propio.
  • Habilidades: conservar la compostura, saber gestionar y resolver situaciones conflictivas, dar lo mejor de uno mismo en la interacción social, etc.
  • Actividades educativas: ejercicios relacionados con la autoestima, redacción de diarios personales, proyectos individuales, etc.

7. Inteligencia interpersonal

Se basa en nuestra capacidad para interactuar con los demás, desarrollando recursos de valor social que permitan una correcta gestión de las relaciones con los iguales, basadas en la empatía, la motivación y la retroalimentación positiva.

  • Capacidades: interactuar con otras personas, ayudar a identificar y superar problemas, etc.
  • Habilidades: capacidad para reconocer y responder a los sentimientos y personalidades de los otros.
  • Actividades educativas: aprendizaje cooperativo, juegos de mesa, tutorías, debates, etc.

8. Inteligencia naturalista o ecológica

Se trata de una competencia relacionada con la percepción de las relaciones que existen con otras razas, y especies vivas.

  • Capacidades: observar, identificar y clasificar a los miembros de un grupo, con el ánimo de descubrir nuevas especies. Respectar todas las especies vivas del entorno natural con el que interactuamos.
  • Habilidades: cuidado y respeto al medio entorno, y a los diferentes seres vivos que conviven en él.
  • Actividades educativas: diferentes actividades relacionadas con la interacción con el medio ambiente: excursiones al campo, cultivo de un huerto, visita al zoo o a una granja, etc.

Está en manos de educadores y de familias hacer que el proceso de desarrollo de los niños sea lo más rico posible. Para ello, no es necesario defender un marco teórico u otro en relación con el concepto de inteligencia y la metodología para medirlo, sino partir de la realidad de que cada niño y adulto, y que gracias a su componente filogenético y a la correcta estimulación, podrá desarrollar unas habilidades determinadas de forma más destacable.

Este artículo no pretende ofrecer un posicionamiento respecto a un determinado concepto de inteligencia y a su forma de evaluarlo, sino que tiene como fin desvelar la riqueza de estímulos, destrezas, habilidades y en definitiva aprendizajes que favorecerán el correcto desarrollo cognitivo del niños. Para ello, la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner nos ha resultado un excelente marco para argumentar nuestra exposición.

Tema:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s